lun. Jul 22nd, 2024

LA ECONOMÍA Y USTED…

Eliseo Castillo

SER CAMINO

“Cada mañana, con el sol que se despierta, / salta la vida, se abrazan los brazos, / amor y buenos deseos se juntan, se desean, / cada mañana, la vida nos lo recuerda, / el aroma del primer café lo presume, / en lo posible, tenemos un día por conocer”…elíseo

Desde hace algunas décadas, la idea de la tolerancia a las personas llamadas vulnerables por pertenecer a grupos minoritarios se ha vuelto un mandato social y moral que ha llegado al plano legal.

La idea de la tolerancia ha llegado a los niveles en que incluso en las empresas, cuando contratan personal, se cuidan para evitar ser denunciados de practicar una actitud que mucho les gusta a determinados funcionarios: discriminar por las diferencias de determinadas personas…; por ser morenitos, chaparritos, por que renquean, por su origen nativo, por que se ven medio “raritas” o “raritos”; todo lo que les daba pretexto para señalar a los demás era motivo de comentarios.

Las cosas cambiaron, ahora al contratar personas, hay que guardarse todos esos deseos de hacer burla de las características de los “otros”. Si se descubre que a una persona se le niega un empleo o una atención por sus características, preferencias o condición física, regularmente se hace acreedor a una censura, incluso a una sanción legal.

Hay casos en que, incluso, personas aspirantes a un empleo se declaran “no binarios”, con preferencias homosexuales o lesbianas, con tal de obtener el empleo; incluso el cine americano ha puesto este tema como algo que sucede frecuentemente en las empresas de los Estados Unidos.

Por si faltaba, ya está presente en la política…

Ahora, dentro de las nuevas condiciones electorales del país, se decide que hay que aplicar la “política de inclusión”, para apoyar a los grupos vulnerables; entre ellos, se identifican a personas con aspiraciones política, y, cuyo origen representa a las poblaciones nativas del país; pero igual se les asigna espacios para las personas con alguna discapacidad notoria; desde luego se aparta lugar para entregarle algún espacio en el congreso a alguien que desde el extranjero, de preferencia desde los Estados Unidos, sea nombrado “diputado migrante”.

Por si faltara algo, ahora ya se define que hay que darles espacios a los grupos que se manifiesten con preferencias sexuales diferentes a las heterosexuales.

Resulta que varios precandidatos y luego candidatos se manifiestan como personas que tiene preferencias homosexuales o lésbicas, con tal de alcanzar una candidatura al congreso a la presidencia municipal (cierta presidenta de un municipio de la región, ante su deseo de relegirse, en los últimos días de su campaña, decidió informar que tiene preferencias lesbianas…; para su desgracia no logró su objetivo; que luego anduvo…, anda reclamando a sus gobernados).

Pero la vergüenza…

Resulta que no pocas personas han decidido realizar un performance para decidir que para intentar obtener una candidatura al congreso o la presidencia de su municipio se declaran originarios de pueblos indígenas con raíces plenas de esas familias, o en su caso, declaran que son homosexuales o lesbianas… ¡todo a cambio de una candidatura y probable puesto público!

En esto no hay distinción ente los partidos políticos; igual tenemos casos en Morena, en el PRI, o en otros partidos; en todos se han descubierto situaciones de personas, hombres y mujeres que se han hecho pasar por indígenas, lesbianas u homosexuales con tal de conseguir su meta ambiciosa…, llegar al poder.

En el caso de los declarados de origen indígena, ha sucedido que los pueblos de los que declaran tener raíces, los han evidenciado, los han denunciado como meros impostores, les niegan ser parte de esa cultura y tradiciones; han llegado a la penosa realidad de la humillación pública… ¡y todo por la ambición sin medida!

En el caso de los que se manifiestan como homosexuales o lesbianas, se tiene una situación igualmente lamentable; algunos se están creando una nueva personalidad con tal de entrar al reparto de los puestos políticos.

Aquí resulta más penoso el tema; mientras en el caso de los que se manifiestan indígenas, todo se resuelve con que los pobladores se manifiesten en su contra; en el caso de los que dicen ser homosexuales o lesbianas… ¿Cómo se le hace para no exhibirlos sin llegar a situaciones peligrosas?

Este es un caso muy penoso; en la nobleza europea, en no pocas ocasiones se llegó al extremo de verificar en sitio y ante los ojos de los acompañantes nobles, que el apareamiento de una pareja, ya sean príncipes o reyes se realice efectivamente. En los casos de los llamados “usos y costumbres” en algunas culturas específicas en varias partes del mundo, en que los padres verifican que efectivamente el apareamiento de la pareja se realice.

¿Cómo se le va a hacer con los que se manifiestan lesbianas u homosexuales para alcanzar candidaturas…?

La joteada se va a poner de moda en el plano político; de por si…

Bueno eso es otro tema…

Le abrazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *