lun. Jul 22nd, 2024

LA ECONOMÍA Y USTED…

Eliseo Castillo

A TU RECUERDO

La imagen de tus formas se dibujan, / se imaginan y presentan en mi mente, / no te olvido, soy tu sombra, tu mi pasado, / no te olvido, hoy y ayer, recuerdo amado”…elíseo

Para satisfacción de los economistas de cabecera de la oposición que sigue un poco desubicada; el peso va a seguir flotando un poco hacia los 18 y 19 pesos por dólar; es normal, se trata de una coyuntura especulativa mediante la cuál se pone a prueba a los ingenuos y al nuevo gobierno; condicionando la organización de su equipo de trabajo con el que se inicia el primero de octubre.

Por ejemplo, suponemos que mañana jueves, la presidenta entrante Claudia va a presentar una segunda lista de funcionarios principales que van a acompañarla en su gobierno; como forma de reacción y protección; regularmente los mercados se protegen saliendo un momento de la moneda nacional, adquiriendo moneda extranjera; regularmente en dólares y euros.

Esta es una reacción normal, los especuladores viven de eso, de ganarle a la ocasión, y si las personas que son presentadas como parte del gabinete resulta de determinado perfil de confianza, normalmente los niveles de especulación se reducen; y el tipo de cambio regresa a límites llamados “ordinarios”.

Un tipo de cambio ordinario se refiere al nivel de cambio entre una moneda y otra en que tanto el que la tiene como el que la recibe están de acuerdo en que su cambio por determinadas monedas es la que se espera de manera cotidiana.

Cuando se especula, se busca inflar el tipo de cambio para causar algún mal al “otro”, al que tiene la moneda que se desea golpear.

2018 y la recomendación de especular contra el peso… ¡por culpa de AMLO!

Cuando en la campaña electoral de 2018, las tendencias le daban una ventaja considerable al actual presidente AMLO, los “economistas de derecha” llamados neoliberales (amantes ciegos del mercado) en todos los medios posibles: radio, televisión, periódicos, redes sociales; se dedicaron a sentenciar, incluso a amenazar de que, si ganaba AMLO, los capitales saldrían huyendo del país, y el tipo de cambio se dispararía; para algunos conservadores, pasaría de 20 pesos por dólar en ese momento, hasta los 25 pesos; pero hubo otros que se adjudican el calificativo de especialistas; que señalaban que incluso el peso podría llegar a los 30 o 35 pesos por dólar.

Desde luego, dentro de estas predicciones estaba la parte del rechazo al candidato de izquierda que amenazaba con ganar las elecciones; al mismo tiempo se referían a sus empleos en donde decían regularmente lo que querían oír sus jefes, o en todo caso, lo que aprendieron en las universidades desde una postura neoliberal (basada en la escuelas clásica y neoclásica).

El tiempo puso a cada quien en su lugar; el peso, en lugar de devaluarse a 35 pesos, se ha revaluado a menos de 18; reaccionando ante las condiciones reales en que mantiene la economía y la estabilidad de las instituciones que la sustentan.

Hoy, ante la llegada de una mujer al poder se prenden las alarmas…

¡Cómo que una mujer nos va a gobernar…!

¡Cómo que una pinche vieja nos va a decir lo que debemos hacer…!

¡cómo que vamos a permitir que una mujer y su pandilla de viejas tomen el gobierno…!

No es aventurado decir que si no fuera por el apoyo que ha recibido del presidente, el tipo de cambio, efectivamente ya se había brincado la barrera de los 20 pesos por lo menos; nunca confíe usted mucho en el mercado; no es confiable, es altamente especulativo.

La idea de que una mujer gobierne en un país de “machos mal entendidos” es muy delicada y peligrosa; culturalmente se nos ha educado en un narcisismo enfermizo que nos ha engañado haciéndonos creer que somos desde que nacimos superiores a las mujeres; que somos especiales…¡por que nacimos “hombrecitos”!

Esto lo retoma el mercado; nos guste o no, México tiene el estereotipo de ser territorio “machista enfermizo” que sigue resistiéndose a reconocer que “ni es superior a la mujer, ni tiene argumentos para tal cosa”.

Pero como los especuladores viven de la ganancia fácil, usan este rasgo para argumentar que mientras la presidenta electa presenta su equipo de trabajo…; por las dudas se protegen adquiriendo dólares y deshaciéndose de los pesos; con esto mandan el mensaje de que por las dudas…, hay que esperar para ver si se le da un voto de confianza a una mujer presidenta.

De esto se aprovechan los críticos del gobierno señalando que por fin le va a ir mal al gobierno; incluso festejan que la moneda se devalúe como forma de señalar que el país se lo merece…, por votar como lo han hecho.

Mañana la presidenta electa presenta una segunda lista de funcionarios; es normal que los especuladores vuelvan a darle un golpe al peso. Cada personaje que se anuncie para el gabinete tendrá que pasar la prueba de la sospecha y la duda; peor aun si es mujer…

En un país de machos, a veces muy tarugos, pero machos al fin, ver que nos gobierne una mujer, como que…, como que saca comezón y a veces ronchas.

Es un gran reto para Claudia y las mujeres de México, el mercado no perdona los errores, los castiga con devaluaciones; a la nueva presidenta la va a vigilar permanentemente; desde cómo viste y como se desviste; desde como se sienta y se pone de pie; desde como se porta frente a un hombre o una mujer. Va a ser vigilada de manera permanente; cometió varios pecados: ser mujer, mexicana, haber ido a la universidad, meterse a la política (cosa de hombres decían), haber ganado la presidencia y ser de izquierda.

Al final los mercados van a valorar todas estas cosas; y si les conviene seguirán tan felices como estos últimos seis años con AMLO, donde han ganado fortunas-

Así son los mercados; nunca han tenido palabra de honor.

Le abrazo…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *