lun. May 27th, 2024

LAS PEQUEÑAS COSAS…

Eliseo Castillo

                                             

                                                                        ES EL ECO

                                                     “Mientras el tiempo y el silencio se hacen añejos,

                                                     viejo consejo, hijo de los años y recuerdos,

                                                     sin miedo al olvido, sin temor al rechazo,

                                                     te pronuncio, te nombro, te invoco…;

                                                     tus pasos te delatan, amorosamente te sigo,

                                                     te pronuncio en silencio,  deslizo  tu nombre,

                                                     una y mil veces te adivino, una y mil veces;

                                                     es el amor que se repite, es el amor mil veces”…

                                                                               elíseo

En los tiempos de canallas, regularmente confluye lo peor de la humanidad; de por si, no somos una especie muy adecuada para la sustentabilidad de la tierra; cuando nos exacerbamos en función a la búsqueda de nuestros apetitos, lucimos peor.

Cuando el ladrón y el cínico se ven descubiertos, lo que le queda es voltear al lado contrario y señalar gritando…, ¡al ladrón, al ladrón…! son los tiempos de canallas.

Con el desliz personal del obispo de Chilpancingo, quien resolviendo sus gustos y adicciones se fue a un hotel en compañía de otra persona (otro hombre) generando un espacio de desconcierto por su aparente desaparición…; que realmente nunca fue; tan sólo el señor se encontraba en un hotel reunido con otro hombre haciendo lo que se le viniera en gana; después de todo no es ningún delito estar en una habitación con otra persona;  o si hacen lo que se les antoje; siempre y cuando sean adultos ambos.

Pero como estamos en tiempo de canallas y cínicos, y como este señor togado, que poco honra la sotana que se pone para oficiar sus misas, cada que puede se manifiesta en conta del actual gobierno; en sus sermones, se jacta afirmando que el presidente AMLO es un dictador, es una pandemia contra el país; abiertamente manifiesta su ideología de derecha, al margen de que viola la constitución con su intromisión en asunto de política nacional.

Ante esta situación de aparente desaparición del prelado obispo de Chilpancingo Guerrero, de inmediato se prendieron las alarmas y la propaganda en contra del gobierno… ¡otro secuestro! ¡otro personaje público plagiado por la delincuencia que está feliz causando daño sin que alguien los detenga.

Poco después del gran escándalo y la alarma, se descubrió que el señor obispo estaba hospitalizado en calidad de desconocido; no quería dar sus datos personales; después se supo la razón…; estaba totalmente drogado con cocaína y se le encontraron residuos de viagra… (la que se usa con la esperanza de volver a tener erecciones…). dos elementos que en el cuerpo de un “señor obispo…, por favor, ¡aun hay modos y modales! 

Desde luego el procurador Uriel Carmona se aprontó a establecer que se trató de un secuestro exprés… ¡alguien malvado secuestró al obispo y lo puso a consumir cocaína y le dio viagra!

El problema es que frente al hotel, un negocio tenías las cámaras prendidas a la hora en que el eminente representante de Cristo y Dios sobre la tierra…, y se le ve entrar al hotel, muy tranquilo, en compañía de otra persona del mismo sexo; para que luego de cierto tiempo, esta segunda persona se le viera en las cámaras salir sin sobresalto alguno, asumiendo que el señor obispo se quedó en su habitación…

Así de simple se resuelve un caso de dos personas promedio; pero…el obispo no es persona promedio; es representante de Dios sobre la tierra…; al decir de los principios eclesiásticos católicos.

Otro momento penoso de los paladines de la democracia se viven con la denuncia que realiza PEMEX contra la que se considera “modelo del México bonito…, sin nacos y corrientéz”; la presidenta del fundación Mexicanos contra la corrupción, financiada por los Estados Unidos, y enfocada fundamentalmente a golpear sistemáticamente a la izquierda nacional en general, y a AMLO en particular. 

Desde febrero se sabe que la señora María Amparo Casar , siendo jefa de asesores del Secretario Santiago Creel en el gobierno de Vicente Fox realizó un trámite en PEMEX, en compañía de otra finísima persona de derecha, el escritor Héctor Aguilar Camín, según los datos aparecidos en el libro: Gracias, de autoría del presidente López Obrador; quienes, usando las famosas y vergonzosas “palancas a la mexicana” promovieron que el suicidio del esposo de la funcionaria de Fox se transformara en un accidente de trabajo; de esta forma, en 2004, se dictaminó a favor de la señora el pago de un seguro de viudez por 17 millones de pesos, una pensión para los hijos y una pensión vitalicia para ella en calidad de viuda por una cantidad cercana a los 130 mil pesos mensuales…; luego de 20 años de cobrar esta pensión, la señora ha recibido más o menos 30 millones de pesos.

Todo con el poder de las palancas de los que se sienten bien fregones; que se asumen como chingones del sistema, y que ven con burla a los que consideran unos tarugos (pendejos) o simples chingados, los nacos que no tienen palancas para cambiar las cosas; ni aparecen en los programas de opinión, o los noticiarios dando sus comentarios.

Hoy…

La sociedad amanece regañada por el episcopado mexicano católico que convoca a una cadena de oración conta este mal gobierno que, además de permitirles decir todo lo que se les antoja, lo ven como su enemigo por ser de izquierda. Desde luego, se refieren al mismo como represor de la libertad de expresión, y para no nombrarlo por su nombre lo identifican con el “aliento al rumor y chisme”;  le llaman “YSQ”, que significa “ya sabes quien”.

“… el secretario general de la Conferencia del Episcopado Mexicano, monseñor Ramón Castro Castro, quien este domingo, desde  la catedral de Cuernavaca, denunció una “persecución” en el caso del obispo emérito Salvador Rangel, atribuyéndola a una campaña de “una fábrica de bots de “Ya Saben Quien” para atacar a la iglesia, tratando de aprovechar el momento (la desaparición del obispo Rangel y la declaración oficial de un funcionario morelense que aseguró que el prelado había entrado por su propio pie a un motel en compañía de un hombre) y “darle con todo para que la iglesia pierda su autoridad moral”.

Fuente: Julio Hernández López; en periódico La Jornada; lunes 6 de mayo, 2024; pag.8

Los líderes de la iglesia se molestan por que se sienten descubiertos; deben recordar que no es delito entrar a un motel, ni ir acompañados de otra persona, ni meterse droga y pastillas de viagra para buscar tener una erección (cada quien que piense lo que quiera por lo de la erección); total, si no hay delito…, para qué tanto escándalo…

¿Será que lo hacen por que es un obispo…?                                                     

Y en el caso de la supuesta líder de la opinión de derecha, desde luego sus congéneres se han volcado en su defensa…

¡Cómo es posible que este malvado gobierno esta exhibiendo los manejos sucios de la clase media intelectual, cuando es algo normal en México; es la cultura del agandalle de los que pueden y quieren…; es la cultura de los chingones…; aunque les duela a los chingados, pero sobre todo a los tarugos ( y pendejos…)!

Los pobres son pobres por que quieren, por que son tarugos…pend… no saben el camino que ellos han andado tanto; ellos si son unos fregones.

Así son los tiempos de canallas…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *