lun. May 27th, 2024

LA ECONOMÍA Y USTED…

Eliseo Castillo

                                               

                                                                          LUNA QUE MIRA

                                                            “Por las rendijas que te delatan,

                                                            tenues aromas irradian tu presencia,     

                                                            apenas se asoma por la ventana,

                                                            ingratamente nocturna se anuncia,

                                                            luna de noche, luna que te abraza;

                                                            comparto con ella, antes que reñirla,

                                                            cada noche…, luna sin recato, llegas,

                                                            cómplices amantes, te abrazamos”…

                                                                                elíseo

Por desgracia, existe en los medios del poder y la justicia la conseja de que en México se aplica la frase absurdamente popular de que …”suerte te de Dios, que el saber no te importe”; mediante el que se desdeña el esfuerzo y la preparación, y dejando a la suerte el destino de las cosas.

Grandes firmas de abogados se  dice que se han establecido por medio de mantener una buen relación con el poder político; pero sobre todo, por tener comunicación “informal” con una buena cantidad de jueces; de esta forma, en no pocos casos legales, terminan por ganar los casos en litigio… aunque sean culpables, y no tengas argumentos a su favor.

La historia de la corrupción del poder judicial y los abogados “huizacheros”

No crea usted que la corrupción del poder judicial es caso reciente, por el contrario, es un cáncer que se ha enquistado por siglos; a veces se culpa a las malas costumbres heredadas de la colonia española que mantuvo sometida la región (nueva España) por 300 años. De cualquier forma, es innegable que buena parte de la vida legal se dirime por medio de las relaciones de poder entre los que pueden pagar y los que se dejan corromper.

Por 1986/87, en el Colegio de Michoacán recibimos un curso sobre Derecho Agrario en México, dictado por el Maestro José González de la Universidad de Guadalajara; a una de las peguntas respecto al por qué de sus resistencia a mantenerse litigando en los juzgados; su respuesta fue directa… ¡por que no soporto perder los casos en manos de abogados huizacheros!.

Luego, años después, el periodista y abogado Miguel Ángel Granados Chapa, en su tradicional programa de radio Plaza Pública, señaló la incongruencia del poder judicial que permitía que jueces dieran la razón a abogados sin preparación que ponían (¿ponen?) la justicia en el mercado de que paga más; donde no importa los argumentos y alegatos de un buen abogado, si no se respalda de un soborno que compre su voluntad final; señaló como los abogados huizacheros terminan por ganar los juicios…; aunque no tengan la razón.

Abogados huizacheros…

Esta figura se relaciona con los abogados que lejos de prepararse en su profesión para sustentar en bases legales las defensas a sus clientes, prefieren negociar estrechamientos en las relaciones con jueces; ya sea por medio de sobornos económicos, por relaciones políticas, o por medio de la violencia. El abogado huizachero se preocupa por mantener el control sobre los jueces, más que por el conocimiento de las leyes. Pueden ser una ignorantes intelectuales, mientras tengan acceso a la voluntad de los juzgadores.

Hoy, como hace años, se sigue viendo esta figura y su influencia en el desánimo del ciudadano promedio, que ve como los grandes infractores de la ley salen libres rápidamente, o ni siquiera pisan la cárcel; mientras que ellos, al menor descuido pueden ser encerrados o amenazados con entregar una cantidad de dinero a cambio de no ser llevados a la cárcel; quien no conoce un caso de un conocido o familiar que se vio envuelto en un problema legal donde el juez advirtió… ¡ o me trae 200 mil…, 400 mil pesos hoy mismo, o lo encierro y no sale en mucho tiempo! 

Es una historia totalmente conocida entre las clases medias y bajas; se les pone precio a su libertad, por encima de la justicia; y en no pocas ocasiones no pueden entregar lo que les piden; es normal, no lo tienen.

Viene a cuento…

Por que la historia de las fugas reiteradas del Chapo Guzmán, o la misteriosa salida de la cárcel de muchos capos de la droga y el crimen organizado, como Caro Quintero, son liberados regularmente un fin de semana para evitar el escándalo público, y para que los señores y señoras delincuentes tengan tiempo de alejarse y esconderse convenientemente.

Es la pudrición del poder judicial en sus estructuras generales lo que permite que esta acción se repita en función al poder de compra y las relaciones de poder que mantienen políticos, empresarios y narcos.  Exfuncionarios delincuentes como, Lozoya o Rosario Robles, probadamente señalados como responsables de actos ilegales se encuentran en libertad o en libertad condicional; pero no encerrados…; pueden pagar; esa es la diferencia; ya de los expresidentes ni qué decir.

El último escándalo de injusticia fue el haber detenido al narcotraficante apodado “Don Rodo”, hermano del líder del cartel jalisco; quien en lugar de ser llevado a juicio; el juez se dio a la tarea de sacarlo rápidamente del la cárcel…¡en un fin de semana…, como se acostumbra”.

Ya cuando el propio presidente AMLO se queja de lo que no puede evitar…, él, siendo presidente de México, imagínese lo que siente el ciudadano común…

“El presidente Andrés Manuel López Obrador cuestionó nuevamente la actitud del Poder Judicial en la liberación de Abraham Oseguera, Don Rodo, hermano  del narcotraficante Nemesio Oseguera, El Mencho, por que “no es posible que  detienen a una persona y, como tiene influencia, no tarda dos días en la cárcel, dos días. De inmediato y en la madrugada, (hay) órdenes de que se libere, “y si no lo liberas te inicio un proceso””.

Fuente: Alonso Urrutia y Emir Olivares; periódico La Jornada; viernes 3 de mayo de 2024, pag. 12.

Si el presidente se queja de la injusticia de los jueces…; ¿qué nos queda por decir…?

Le abrazo y deseo que nunca caiga en manos de un juez, y menos cercano a abogados huizacheros…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *