lun. May 27th, 2024

LA ECONOMÍA Y USTED…

Eliseo Castillo

                                   

                                                                     TUS MANOS AMIGAS

                                                   “Ayer me dieron la bien venida sin dudas,

                                                   sonrisa clara, serena, manos amigas,

                                                   toman las mías y las rescatan, las acarician,

                                                   manos que atrapan, que protegen, que miman,

                                                  ayer me dieron la bien venida,

                                                  hoy, toda tu, ya es mi casa”…

                                                                         elíseo

En 2018 ante el triunfo de la izquierda mexicana se lanzó una consigna muy clara; no más corrupción en el gobierno; no más impunida como moneda de cambio para conseguir las cosas. La promesa, sin duda quedó en el discurso con que AMLO llegaba la poder.

Mientras tanto, desde las clases medias y empresariales se fortificó la idea clásica del mal perdedor que lejos de creer en la democracia, usa el discurso para camuflagear lo que realmente es y persigue la lucha por el poder: se puede perder una elección sin perder el poder; se le puede entregar al vencedor el bastón de mando…; pero no obedecerle, y sabotearlo cada que se necesario y posible.

Cuando la justicia es selectiva, todo es posible…

Hoy el nuevo escándalo, que por cierto no es algo nuevo, viene de la facilidad con que se ha dejado en libertad a un delincuente de alto nivel, como lo es el señor Abraham Oseguera, más conocido por ser hermano del líder del Cartel de delincuentes que asola prácticamente todo el país (y regiones del mundo) y que se hace llamar CJNG.

La forma tan fácil con que un juez (juez de control Rogelio León Díaz) lo ha dejado en libertad, incluso exigiendo prontitud en el acto, deja un amargo sabor de boca respecto a la justicia, pero sobre todo al nivel de impunidad con que se sigue haciendo la vida pública del país.

No es posible que el poder judicial, en abierto reto y reproche contra la sociedad que jura representar y equilibrar con sus acciones, en lugar de ofrecerle un panorama de confianza, destruya los fundamentos que debieran privar de manera común: la justicia en su mejor expresión para todos. No es el caso.

Huracán Otis como triste ejemplo de la realidad…

Desde 2018 en que la izquierda gana las elecciones, los medios masivos de comunicación comerciales se coordinaron para establecer una campaña sistemática y permanente contra el mismo; les habían ganado en las urnas, pero no iban a entregarle el poder real; este es nombre del juego político; se sigue pensando que lo que importa es quien controla las instituciones: medios de comunicación, poderes reales: de justicia y legislativo; instituciones públicas: INE, Banco de México; Hacienda.

Todas las instancias mediante las que se puede gobernar o sabotear un gobierno.

Esto es lo que venimos arrastrando y atestiguando; en octubre del 2023, con el fenómeno natural Otis, se nos planteó como está diseñada la visión de país que se tiene desde el poder judicial; cuando se les cuestionó por los excesos de ingresos que reciben sin merecerlos, y se les pidió que aportaran parte de estos quedó claro de que lado están…; los miles de millones de pesos de los llamados fideicomisos complementarios de sus jugosos sueldos, lejos de que aceptaran “donarlos” ante la contingencia de Acapulco, se hicieron los que no veían el problema y simplemente no entregaron un sólo centavo.

Hoy, como algo que se practica de manera ordinaria, se infirma que dejan en libertad a un narcotraficante totalmente probado; pero como lo que importa es dejar en claro quien manda en este país; nos han dejado una prueba más de la impunidad con que se opera en el mismo. El juez ha decidido que a su juicio, el señor apodado Don Rodo, ya es muy viejo para andar en esas cosas de la delincuencia…; como si la vejez les quitara la ambición de poder; siendo, según las pruebas todo lo contrario.

Estos ejemplos son significativos de lo que se practica cada día en México; esta mala educación se ha enraizado como una forma de hacer las cosas; con cinismo, la corrupción y la impunidad se ponen en acción cotidianamente.

Lo vimos claramente a partir del debate del domingo por la presidencia de la república; antes de que el evento terminara, ya estaba la campaña en favor de la candidata de derecha en marcha; sin esperar, en los medios comerciales (radio, televisión y redes sociales) se pregonó el gran éxito de Xóchitl; llegando al extremo de mal gusto de expresar como lo hicieron Vicente Fox (penoso inculto) y Carlos Alazraki afirmaron que le triunfo de Xóchitl contra Claudia y Máynez había sido por madriza…; ¡sin comentarios!

Esto es lo que hace pensar que la corrupción y la impunidad son tan grandes, que por más que intentemos mejorar el clima de confianza social; las fuerzas de la ambición por mantener el poder se van a seguir fortificando; hay demasiados intereses de por medio.

Por ejemplo, una vez que las casas encuestadoras ofrecieron sus datos en relación al debate; mientras en la radio, las televisoras comerciales y las redes sociales se insistía en que Xóchitl había lucido muy bien y había ganado “sin duda” el debate; todas, absolutamente todas las empresas encuestadoras serias; más de diez, han entregado los resultados de la opinión social… ¡en todas dan ganadora a Claudia, con ventaja que va de 20 hasta 30 puntos…!

Esta es la lucha que debe seguirse hasta donde sea posible, la lucha por desmantelar la idea de que en México el delincuente con dinero puede comprar la justicia como si fuera una cosa más del mercado; desmantelar la idea de que los delincuentes de alto vuelo pueden seguir comprando la justicia; y que cuentan con un poder sobre los jueces y el poder judicial que les da derecho a ser simples delincuentes con permiso para delinquir.

Antes fue El Chapo Guzmán quien fue dejado en libertad, luego Caro Quintero, hoy el hermano del líder del cartel poderoso del crimen; mañana será otro (a) delincuente que pueda pagar la impunida de los jueces…; el mensaje que nos mandan es que todo está en venta en este país; y que ellos si lo pueden pagar.

Esto es lo que está en  juego para las elecciones del 2 de junio; intentar seguir tratando de detener este deterioro de las instituciones; o regresar a la política del agandalle; del que avanza por que tranza, de donde sólo los chingones ganan; de dónde sigue bailando el perro con dinero; de donde se arreglan los problemas con una lana; de donde se obtiene un empleo si se paga al líder de recursos humanos o al sindicato lo que se pide, incluyendo en no pocas ocasiones, un paseo por la cama, y no precisamente para dormir.

Eso no se termina con buenos deseos de un político y un sexenio; es un proceso lento, como lo fue el arraigar la idea de que el “chingón” y el “chingado” es algo normal.

La corrupción e impunidad están arraigados en la vida social, su moneda de cambio es la dignidad social; su modificación es, debe ser lenta; no hay de otra.

Esto es lo que está en juego en las elecciones del 2 de junio…; use su pequeño poder con su credencial de elector, no va a cambiar el mundo, pero su pequeña parte es la suma de posibilidades; usted decida su moneda…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *