mié. Abr 17th, 2024

LAS PEQUEÑAS COSAS…

Eliseo Castillo

                                                         

                                                                             LUZ DE TUS OJOS

                                                               “Mirar el infinito que se asoma,

                                                              apenas el día se hace cierto,

                                                              tus ojos, ventanas que se abren,

                                                              el infinito, meta de vida me conmueve,

                                                              amor de ayer, hoy certeza anhelada;

                                                              se abre la vida que entra por tu mirada,

                                                             consagro el momento, retengo el tiempo,

                                                             nado en el mar que se abre, vivo en ti”…

                                                                                       elíseo

Una cosa triste y real es la normalización de lo que no debe ser normal; menos aún, ser tomado como algo inevitable; la guerra, aunque es un evento sistemático a lo largo de los miles de años que registra la historia de la humanidad; es una práctica que ha resultad ventajosa para el grupo dominante; por lo que, mientras lo necesite, lo va a seguir practicando; la guerra como negocio.

Normalización pasmosa de la guerra…

¿Se da usted cuenta como cada vez se habla menos de la invasión de Rusia a Ucrania…?

¿Se da usted cuenta como la comunidad internacional se horroriza del ataque que realiza Israel contra la población civil de Palestina…?

La industria norteamericana se construyó en buena parte con una estructura enfocada a bienes y servicios  relacionados con la guerra; ha sido así desde el siglo veinte; hoy son las consecuencias las que le llevan a promover sistemáticamente conflictos internacionales…; siempre y cuando no sean en su territorio; hasta los locos se retiran de la lumbre cuando les quema.

En el caso de Ucrania se obtuvo lo que se buscaba; alargar el problema; de esta forma se va destruyendo la infraestructura del país… ¡para que luego vengan los contratistas del gobierno americano a reconstruir y hacer jugosos negocios; esa es la regla; destruir al vecino, para luego cobrarle por reconstruirlo!

Por otro lado, aunque el gobierno de Ucrania desee rendirse y entregar parte del territorio a Putin (dictador, emperador de todas las rusias; con una risa casi de broma a la democracia… a la rusa)., en este momento, lo que le importa al gobierno americano es mantener esta guerra; de esta forma puede seguir mandando sus armas para ser usadas y desechadas, a cargo del gobierno ucraniano; ahora si que este país entrega la vida de sus habitantes, la honra de sus mujeres; es sabido el proceso de violación sistemática que está sucediendo con mujeres de todas las edades en manos de soldados invasores; y desde luego, se les va generando una deuda impagable de momento. Cada arma que se le manda se le está cobrando; todo lo va a pagar Ucrania.

Así es la guerra, desde hace miles de años, uno de los mejores negocios; aunque sea por el uso de la fuerza; y sacrificando vidas humanas… ¡siempre y cuando sean las de los “otros”, los del otro grupo!

Israel y su enamoramiento por la violencia que imita a Hitler…

Cuando en el siglo pasado se dio el ataque de destrucción desde el ejército alemán comandado por Hitler, atestiguamos como un grupo humano puede externar su rechazo por otro grupo; simplemente por ser diferentes en color de piel, por su origen, por sus intereses económicos, y por sus apetitos expansionistas.

Los judíos se convirtieron en blanco de los ataques nazis como forma de alentar el rencor de la sociedad alemana, ante la crisis económica que los aquejaba; el resto ya usted lo conoce; masacres y persecución contra los judíos y contra quienes los ayudaran a escapar; la consigna fue muy simple… “haz patria, delata a un judío o a quien lo protege”.

Hoy este pueblo excesivamente armado con armas muy modernas; las mejores, incluso con buena cantidad de bombas atómicas y de otro tipo de peligrosidad ha desatado un ataque contra el pueblo palestino que ha tenido la desfortuna de habitar un territorio que aquellos reclaman para ellos; no les asiste la razón; pero si la fuerza de las armas, y el apoyo del gobierno de los Estados Unidos; con eso queda entendido el resto.

Hoy Israel va escalando su ataque violando todo respeto de la guerra, si es que estas pueden tener resquicio de respeto; primero, vemos a soldados israelíes que presumen por medio de selfis como posan frente a grandes edificios de hospitales destruidos con sus armas; vemos a soldadas presumiendo sus éxitos; luego nos enteramos gracias a estas mismas fotos, como posan con la ropa intima (calzones y brasieres) de las mujeres musulmanas en los domicilios que van destruyendo; sus movimientos masturbatorios acompañan el cinismo con que viven el abuso contra un pueblo desvalido…; igual que lo hacía Hitler contra ellos.

Por si fuera poco, ahora nos presumen como están abusando de mujeres musulmanas, además de masturbarse con sus calzones y brasieres, resulta que las están violando; ahora, con poco recato lo están haciendo, y por medio de la agencia de noticias de France 24 sabemos que hasta a mujeres embarazadas sufren este acto de acoso y violación…; ¡aun siendo musulmanas!

Igual que los nazis que decían tener asco por las mujeres judías… ¡pero las disfrutaban en la cama, y al parecer eran felices con ellas; empezando por Goebbels; ni más ni menos!

Cada vez se parecen más a los nazis; cada vez hacen más cosas a los más débiles…; como se lo hicieron a ellos.

Esto no los hace mejores que los demás, simplemente muestra que la sensación de maldad y rencor la manifiestan con mucha enjundia; y que no hay mucho espacio para defenderlos moralmente.

El problema de la apropiación sistemática de las tierras que no les pertenecen ha desatado una lucha de baja intensidad por parte de grupos armados de Palestina; es una lucha totalmente desigual; Israel se mete y les quita la tierra, los amenaza con armas muy fuerte; los palestinos tratan…, como lo haría usted si se quieren meter a su casa y quitársela, el gobierno judío sabe de su poder; incluso puede empujar las cosas para usar cada vez más violencia; es el hijo “putativo” de Los Estados Unidos; eso lo engalla, y está invadiendo y quitando as tierras que no le pertenecen; con las consecuencias obvias…; violencia defensiva, pero al final se define en guerra.

El problema es que esto se ha extendido a los países vecinos, Siria, Líbano e Irán; no es buena noticia; pero está sucediendo hoy.

Así se inició la primera y segunda guerra mundial…, puede estar cocinándose una nueva guerra mundial, si los empresarios norteamericanos lo necesitan para sus negocios; como si ahora les importara sacrificar soldados morenos, negros y latinos.

Por encima de todo, está el negocio; Israel sabe mucho de esto; puede estar haciendo el papel del Caballo de Troya de la mitología griega; al final todos perderemos un poco mas de lo que ya nos han quitado con sus guerras; para ellos somos daños colaterales (¿dónde escuchamos esta frase en los gobiernos mexicanos…?).

Así es el negocio de la guerra; los que mueren son parte del negocio; por eso se busca que mueran los menos queridos socialmente; ayer fueron los negros, luego los nativos indígenas, luego los judíos, hoy los palestinos…

¡Ah, el negocio de la guerra y el odio a los demás…!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *