jue. Jun 20th, 2024

LAS PEQUEÑAS COSAS…

Eliseo Castillo

DALIA

“Cierro los ojos mientras te pienso, amiga, / cuento los días que se alargan, se prodigan, / a la distancia y en silencio te bendigo, te nombro, / mujer de cualquier día, compañera en episodios, ¡qué será de ti, de mi, de nosotros! me digo; / bendiciones llueven sobre tu frente, / bendiciones por haberte conocido…, te sonrío; / mujer amiga, de aquellos días, / amiga de siempre”…elíseo

Con la iglesia hemos topado Sancho amigo, nos lo recuerda el incansable señor de la triste figura y noble hidalguía, dadas sus luchas por la libertad y la justicia; así se construye la eterna figura del quijote universal.

Esta semana se anuncia la firma de un acuerdo entre los candidatos a la presidencia, controlado por la iglesia católica, para atender los problemas nacionales urgentes, que a los ojos de la sociedad son muy fuertes; el primero es la inseguridad sin duda; poca resistencia podemos poner a este tema; sin duda es un cáncer penoso, y peligroso que asola al país desde hace años; la menos desde hace dos o tres décadas.

Gobiernos van y vienen, promesas se desgranan como mazorcas en el granero; prometer no empobrece, lo que aniquila es tener que pagar… ¡uf, pagar si que empobrece a veces! sobre todo si se le debe a los usureros como Banco Azteca, Elektra o Coppel.

La iglesia católica, como poder incuestionable en México, vuelve a ponerse en el centro del debate por el poder; la inseguridad está en todas partes; es penosa realidad y fracaso real del actual gobierno de AMLO.

El presidente puede decir misa, o lo que se le ocurra, la realidad termina por darle con la puerta en la cara… ¡es la inseguridad el nuevo argumento con el que la iglesia se apodera del discurso político nacional! como lo han hecho desde antes de que México fuera independiente; este país se formó con un poder absoluto real; el de la iglesia católica, que por 350 años fue discurso sin réplica (1521-1857), hasta que llegaron las Leyes de Reforma juaristas que les limitaron sus funciones (por eso tanto odio contra el presidente Juárez).

Desde la aplicación de las Leyes de Reforma, la iglesia católica se ha rebelado contra este mandato que la limita en sus funciones; eso los mantiene molestos, acostumbrados como han estado a mandar y controlar sobre las cosas de este país, el tener que limitarse a funciones espirituales como que no les satisface lo suficiente; por eso le agradecen tanto a Carlos Salinas el haberles reintegrado poderes que Juárez les quitó, por medio de modificaciones a la constitución.

Hoy usan la bandera de la inseguridad, de la que conocen mucho por cierto, si hacemos un recuento histórico nos enteraremos de que han sido de los principales instigadores de la misma.

En 1988, ante el movimiento cardenista que irrumpe con fuerza, desde la iglesia católica el sermón que enarbolan los sacerdotes; obviamente ordenado desde el episcopado nacional, que seguramente recibe la orden del Vaticano, del ultraconservador Papa Juan Pablo II; con el mensaje de que el comunismo pone en peligro al país; que hay que votar por los que ofrecen certeza y paz; inducen al voto por la derecha para detener al ingeniero Cárdenas, al que califican de comunista.

Esto se repite sistemáticamente, cada vez más sólido el discurso de los sacerdotes en cada parroquia de pueblo, de ciudad…, tres sexenios, el ingeniero era una amenaza contra la paz nacional, a los ojos e intereses de la derecha encarnada en Salinas, Zedillo y Fox; luego decidieron que el enemigo seguía ahí, oculto en el PRD, pero ahora con el nombre de Andrés Manuel López Obrador.

Un empresario zamorano, en aquellos años, campaña del 2000, me comentó muy preocupado luego de salir de misa en el templo del Carmen…: “profesor, yo ya me estoy preparando para lo que pueda pasar en las elecciones; no sea la de malas que gane Cárdenas; ya me preparé comprando alimentos para guardar en mi casa, ya ve esas ideas comunistas…”

Rafa (se llama Rafael…) lo decía con total seguridad, el ingeniero llevaría al país al caos; el sermón del padre había sido inobjetable.

Hoy pasa lo mismo con AMLO, se le acusó de que si llegaba a la presidencia en 2018, impondría el comunismo, les quitaría sus bienes, empezando por su casa; cualquiera que haya ido a misa regularmente sabe de lo que le hablo…; modositos como son los sacerdotes, comentan que ellos no son los responsables de todo esto; que solamente lo comentan, por que es el sentir de la sociedad.

Lo elemental salta a la vista, la iglesia ha hecho mucho para mantener la idea de la inseguridad como forma de vida en gobiernos que le incomodan…

¿Quién genera más violencia…, el que la aplica por sus intereses inmediatos como crimen organizado y narcotráfico; o los que luchan por mantener el poder a todo costo…?

¿Quién pesa más en la opinión social y la violencia nacional…: un narco famoso, o un episcopado que ordena mantener y extender el discurso de que el gobierno es malo…, es comunista…, y te va a quitar tus cosas, empezando por tu casa?

A veces los narcos son sanguinarios a extremo; generan violencia, inseguridad, sus actos le quitan el deseo de vivir a muchas personas; envilecen el ambiente de vida; literalmente son unos hijos de puta, que le roban a la sociedad la tranquilidad: secuestros , asesinatos, extorsiones; y una lista vergonzosa de actos los identifican. Totalmente impresentables. Sin duda generan mucha desolación; el gobierno no ha podido evitarlos, es una realidad, son un cáncer que crece.

La iglesia en cambio se ha perpetuado en su papel peleando por el poder político y material por quinientos años, pasaron de ser los amos absolutos de la finanzas nacionales a contendientes por el control de las mismas; la violencia siempre ha sido un instrumento de ataque a sus enemigos; al actual presidente se le atacó desde que fue administrador político de la Ciudad de México (2000-2006).

Cuánta violencia generó la iglesia con el pretexto del cotidiano sermón en cada misa?

¿Cuántas veces se apoyó la arenga de AMLO un peligro para México en voz de los sacerdotes?

¿Cuántas veces, muchos sacerdotes repitieron que podrían perder sus casas y ser llevados al comunismo si ese señor ganaba las elecciones…?

Hoy, en un video presentado en el noticiario de las nueve de la noche en los canales públicos (11, 14 y 22, presentado anoche, lunes 11 de marzo, 2024). se puede escuchar a sacerdotes de la pastoral de Guanajuato instruyendo a sus rebaños de predicadores en contra del presidente, incluso llamándole despectivamente “narcopresidente”…, “el kakas…”.

Obviamente, cada promotor de la iglesia que recibe esa lección, regresa a su pueblo a promover esta arenga… ¡el presidente es malo; es comunista…, y su candidata igual!

Si nos atrevemos a contestar, cuestionémonos algo directo…

¿quiénes son los promotores de la violencia?

¿tiene la iglesia autoridad moral para enarbolar la bandera de la paz…?

¿cuáles son sus prendas que la avalan? la historia la condena, la hunde; pero eso no es políticamente correcto; es mejor fingir y suponer que efectivamente están muy preocupados con el problema; que nunca le agarraron la pata a la vaca para matarla.

Es mejor ignorar la historia; es mejor ser ignorantes se queremos creer en que las cosas son menos complejas de lo que realmente son.

La historia de los intereses superan los buenos deseos de la ingenuidad; a veces es mejor ser ingenuos y pensar que efectivamente lo que se busca es la paz; con tanta inseguridad, y con los gobiernos que no han logrado controlar la violencia…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *