jue. Jun 20th, 2024

LA ECONOMÍA  Y USTED…

Eliseo Castillo 

                                                 

                                                                        EL ÚLTIMO BAILE

                                                      “Saber de cierto, o al menos suponerlo,

                                                      desde las manos francas, abierto el deseo,

                                                      que en una tarde, o luego de noche,

                                                      se haga presente tu imaginada sombra;

                                                      saber que intuyes, casi lo sospechas,

                                                      quizá mañana, o en otra fecha,

                                                      vuelvan mis brazos al talle amado,

                                                      e imaginar en suave fiesta,

                                                      del corazón, su último baile”…

                                                                               elÍseo.

Hace al menos 30 años se que repite la sentencia entre los grupos de migrantes que, desde Centroamérica se mueven en busca del “sueño americano”, que ellos a la policía que realmente le temen es a la mexicana; que la migra es “cabrona ” en la medida en que no te deja pasar; que cuando te detienen, simplemente te deportan; pero, argumentaban y argumentan, la mexicana te detiene, te golpea y te roba.

Esto se ha sostenido por décadas; nada que no se conozca desde entonces.

Desde hace algunos años, se sabe, e incluso se ha publicado en la prensa nacional, que, en Tijuana, para controlar las masas de migrantes que llegan de América y el Caribe (y de Asia y África) los albergues cierran sus puertas a determinada hora de la noche, buscando el control del grupo humano, por su seguridad, para evitar el tráfico de droga y la prostitución; actividades muy frecuentes en la frontera.

Todo esto se ha sabido; que ahora queramos jugar a los hipócritas tratando de tapar un pozo que ni existe es otra cosa. Eso se llama jugar a los cínicos.

En la portada del diario La Jornada, de este domingo 2 de abril de 2023, se destaca…

“Desde 2012, sin manuales de operación”

“SFP: arrastra el Instituto de Migración una década de anomalías”

“La última auditoría revela contrataciones con empresas sin capacidad; tampoco comprobó gastos”.

“La detención de migrantes en plazas, parques y autobuses viola fallo de la corte”

FUENTE: Arturo Sánchez, Jessica Xantomila, Emir Olivares y Rubén Villalpando; diario La Jornada, portada; domingo, 2 de abril, 2023.

Claro que es molesto ver que esta historia se repite sistemáticamente; llegue al poder quien llegue, la acción de emigrar cada vez es más precaria; cada vez es más usada como forma de violar los derechos de los demás.

Seguirá sucediendo que los grupos de interés económico busquen promover el tráfico de las personas por varias razones, la primera, alimentando el deseo de encontrar un lugar mejor dónde trabajar, regularmente en función a la esperanza de oportunidades mejores para ellos y sus familias; ni como anular esta esperanza en la mente de cualquier ser humano…

La segunda motivación que avergüenza a la humanidad es la práctica del secuestro de personas con fines de alimentar el mercado del sexo; siempre el sexo, como mercancía valiosa que hace que grupos de hijos de puta tomen la libertad de muchas mujeres jovencitas, para entregarlas a mercaderes, como hace siglos se acostumbraba (recordemos que era una práctica deleznable mediante la cuál, se hacían prisioneras a personas que era llevadas al mercado a ser vendidas como esclavas sexuales y para el trabajo; igual se vendían hombres que mujeres; una de las peores vergüenzas de la humanidad).

Hoy, la prensa nacional sigue jugando el juego del hipócrita destacando en portadas de periódicos, noticiarios de televisión y radio (ni qué decir internet) la penosa realidad de las familias de los muertos y heridos del último acto de violencia contra migrantes en Ciudad Juárez. pareciera que estamos ante un suceso poco común… ¡no es así! esto se repite sistemáticamente… ¡y va a seguir por desgracia!

Desde los gobiernos, y el de AMLO no es diferente a los anteriores, trata el tema como algo que ya se está atendiendo; y le anticipo que es un “juego de palabras paliativas” con las que se alimenta la actitud hipócrita con que se intenta negar lo evidente… ¡no hay solución a lo que no la tiene!

Los discursos de AMLO al respecto son tan ingenuos como el tamaño del problema mundial…, haga lo que se haga, la población seguirá migrando; haga lo que haga el gobernante más poderoso del mundo, la ilusión, la ambición y los apetitos de la carne alimentarán el mercado del sexo; seguirán siendo secuestradas personas de América, Asia, África y Europa del Este, para alimentar la demanda de sexo que sostienen las clases económicas pudientes del mundo; en eso no se distinguen mucho los consumidores orientales y occidentales; siempre están dispuestos a pagar por una joven…, por un joven que resuelva su deseo del momento; el negocio del sexo y el secuestro de personas es una actividad solamente comparable con el crimen del tráfico de droga y armas.

¿O, será que una cosa va de la mano de la otra…?

En México es una vergüenza que sepamos que, en el camino a la frontera, los migrantes; que son nuestros familiares, amigos, conocidos, o personas de América fundamentalmente, se ven “robados”, “abusados”, “humillados”, por auténticos hijos de la chingada vestidos de policías que les espera en paradores de camiones, y en la frontera misma, para irles sacando todo el dinero posible; bajo la idea de que a ellos les vale madre lo que les pase a los demás.

Salinas (1988-94), Zedillo (1994-2000), Fox (2000-2006), Calderón (2006-2012), Peña Nieto (2012-2018), y AMLO (2018-2024); invariablemente van repitiendo la misma mentira con diferentes momentos…, suponen que están resolviendo el problema…; por cierto, que no tiene una solución; tiene opciones para reducirlo, pero no hay una solución.

Mientras se sostiene el discurso de siempre, los migrantes siguen jugándose la vida en el camino a la frontera, donde, por cierto, ni se les espera, ni se les desea ver; los pobres muchachos y muchachas seguirán siendo “carne de abuso sexual”; hoy se ha incrementado con la idea de que, como hay muchas mujeres venezolanas en las caravanas…, y como se sabe que estas son de las mujeres más hermosas del mundo…; pues ¡que alegría para los hijos de puta con uniformes! o para los coyotes, o para los pandilleros; saben que tienen mejores prospectos para sus deseos sexuales; saben que es casi imposible que se resistan las mujeres en tránsito, y terminan por acceder a sus deseos a cambio de que se les permita seguir en su camino.

Inolvidables las lágrimas de Bony, un joven alumno de Tangancícuaro, una vez que tratamos el tema en una charla sobre la migración y sus costos económicos y sociales; con lágrimas en los ojos me confesó que en al experiencia que él tenía en esos temas; había visto varias caravanas de migrantes en la frontera de Juárez y Tijuana, y difícilmente había visto que las mujeres que iban solas se le escaparan a los coyotes, primero, luego a los policías, o a los pandilleros cholos que se la pasan rondando la zona. “A casi todas se las echaban los desgraciados”, me comentaba con lágrimas en los ojos.

Este tema lo tratamos hace al menos 23 años…

¿A quién se quiere engañar con supuestos discursos redentores, si tenemos delincuentes vestidos de policías encargados de confundirse en lo peor con los coyotes y los pandilleros para robarles su dinero, para violar a las mujeres a cambio de dejarlas seguir su camino…?

Esto no se inició a partir del incendio del albergue en Juárez de la semana pasada; ni con el sexenio de Peña Nieto o Calderón; es una práctica añeja, de décadas de años…; desde que la migración se masificó, y se convirtió el gran negocio que es hoy…

La sola idea de que hay muchas venezolanas en las caravanas alimenta más el apetito de los hijos de puta con y sin uniforme de policías…

¿Sabe usted que, ante esta historia de abusos, durante años, los migrantes esconden su dinero envuelto en bolsitas de plástico bien enrollados metidos en la vagina y en el ano…?

Pues si no lo sabía ya lo sabe; es una práctica común intentando escapar de los policías en el camino; luego en la frontera con los coyotes y los pandilleros…; esto lo hacen desde hace años.

Pero el espectáculo propagandístico es buen negocio, ¡qué importa que mientras nos enredamos en mentadas de madre en el medio político, contra el gobierno, no hagamos prácticamente nada porque esto sea menos grosero en contra de estas personas…

Será que lo único que realmente nos interesa es saber que estamos a salvo de los mugrosos y enfadosos “migrantes hondureños”; o como mi colega catedrática, interesada en rescatar a un par de estas personas, como su amiga… ¡siempre y cuando la tengan grande, y no la vayan a robar!

A los migrantes les pasa la tragedia del nativo llamado indio…, vivos son un estorbo y una vergüenza que afea las calles; muertos pueden ser llamados mártires; y ser usados para fines políticos…

De repente nos hemos convertido en defensores de los migrantes que tanto nos molestan, esos molestos pedigüeños que… ¡ah, como joden!

¡Ah, si no fuéramos tan hipócritas…!

Pero al final, esto seguirá pasando hoy y mañana también en el mar Mediterráneo con las costas de Europa, y en la frontera de México con Estados Unidos; millones de personas seguirán intentando lo casi imposible…, llegar a ser necesarios e indispensables. 

Eso no va a suceder.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *