jue. Jun 20th, 2024

LA ECONOMÍA Y USTED…

Eliseo Castillo

                                                   

                                                                          HUELLAS Y SUEÑOS

                                                        “Como el brillo imperial de la estrella,

                                                        como la luz invencible del alba,

                                                        apenas quiere anunciarse la mañana,

                                                        todo va siendo claro, todo va siendo ufano,

                                                        en cuanto tus ojos se abren y brillan;

                                                        apenas tus brazos lanzan tus manos,

                                                        apenas me atrapan, y aprietan tan suave,

                                                        que todo es cierto, y sigo soñando”…

                                                                              elíseo.

Ayer le anticipé lo que hoy es escándalo, depresión social, y tema central de ataques políticos por todos lados; la targedia de los migrantes en Juárez se ha centrado en la nota de la prensa nacional e internacional. 

Con justa razón es algo de lo peor que le puede pasar a cualquier persona; morir en la lucha por encontrar un mejor futuro; morir encerrados entre las llamas…

¿Se imagina si durante el sexenio de Calderón, con la tragedia de los niños de la Guardería en Sonora se hubiera dimensionado el accidente, según su impacto, consecuencias y reponsables? seguramente que habríamos entendido que este tipo de accidentes son terribles, en muchos casos evitables; pero que no podrán quitarse de manera completa…; seguirán pasando, sobre todo con los más vulnerables.

La muerte de, hasta hoy sabemos  que son 38 personas, es la consecuencia que va a seguir repitiendose cada véz de manera más frecuente; la lucha desigual entre las personas por los recursos materiales y financieros.

Por si le interesa, en el momento en que la prensa le da vuelo a esta penosa información; sucede una intensa búsqueda en el mar mediterraneo, entre las costas de Libia e Italia, ruta marítima que se usa para llevar a miles de migrantes, quienes pagan fortunas (miles de euros) por ser trasladados en embarcaciones precarias, con la ilusión de llegar a Europa; normalmente la puerta de entrada es Italia; otra ruta es por Marruecos, para intentar brincar la barda y llegar  a España.

Todos los días; hoy no es la excepción, los grupos de ayuda humanitaria se la pasan buscando náufragos que han sido arrojados intencionalmente de los barquitos alquilados por los coyotes traficantes de personas (recuperan muchos cadáveres por desgracia); estos coyotes, lo planean, si el barco soporta a 250 personas, para ganar más dinero, embarcan a 500; generando una sobreocupación que hace que el barque peligre zozobrar; ya entrados en el mar, regularmente provocan el accidente entre las personas más débiles, para que sean arrojadas por los más fuertes; obviamente se les asusta con la idea de que si no se aligera el barco, puede hundirse…; el resto creo que usted lo entiende; se aplica el canibalismo…; los más fuertes arrojan al mar a los más débiles, cada quien lucha por su ilusión, su esperanza…,por su vida.

Esto no podemos explicarlo sin consecuencias; a nadie le gusta reconocer la realidad; de repente la peor prensa, y la derecha que es destructiva de los valores sociales (recordemos que las agrupaciones de derecha: partidos políticos, agrupaciones diversas de esta tendencia, rechazan el apoyo al grupo social; le apuestan al individuo y sus logros; la persona vale más que el grupo de personas); tal es su espíritu.

Si, amable lectora o lector; mientras vemos con tristeza una tragedia más, en este caso en Cd. Juárez; en otras partes del mundo pasa algo parecido: siguen muriendo personas en condición de migrantes que han salido de sus casas, han dejado una familia en su espera, en su lucha por alcanzar otra forma de vida; diferente a la que tienen en su pueblo, mejor, desde luego.

Haz patria, adopta un migrante…

Hoy la prensa de derecha se ha amancido muy abierta en sus relaciones sociales con las personas que penosamente emigran de sus países en busca del sueño americano; de repente se convierten en defensores de los jodidos; y por un momento se olvidan que los detestan, que rechazan al muchacho moreno que le pide una limosna a la salida de la tienda; en el cruce de una carretera; con el pregón de… “somos de Honduras, de Guatemala, de Nicaragua; y vamos de paso a la frontera…”.

Desde luego, esos ya son un estorbo, molestan; se les ve como algo que afea a la ciudad; La Piedad, Zamora, se ven muy socorridos por pequeños gupos de jóvenes, regularmente morenos pidiendo dinero en los cruces de paso…; pero no son vistos con agrado…; son extranjeros…, morenos…, pobres…¡qué horror!

Pues bien, lo que pasó en Juárez es una tragedia que se va a seguir repitiendo; esto no va a detenerse, al contrario se van a incrementar, en la medida en que se incrementa la migración; cada vez hay más migrantes…; son personas poco deseadas en las ciudades y pueblos… ¡quién carajos los va a proteger…!

Es una pena de la humanidad, pero le aseguro que no haremos mucho por evitarlo.

Más migrates en masa, más posibilidades de accidentes; estos van a seguir sucediendo; es la tragedia humana; se juega a la hipocresía, a la humanidad le gusta ser hipócrita…; se siente cómoda.

Una colega universitaria en La piedad me comentaba alguna ocasión que ella adoptaría con gusto a un par de hondureños de los que andan en la ciudad…; su argumento fue demoledor… se le antojaba llevar a su casa a unos dos, pues sebe que los morenos o mulatos la tienen mas grande…; eso la animaba…, ¡lástima que no les tenía confianza, por aquello de que la fueran a robar!

Unos días después, muy entusiasmada me comentó que una amiga de ella se había animado a llevarse a dos migrantes a su casa, y le había ido muy bien (efectivamente, comprobó que la tienen grande).

Desde luego se mostró muy entusiasmada, y casi convencida de que igual iba a probar; total era cuestión de invitarlos a su casa y después sacarlos con cualquier pretexto.

Hipócritas, cínicos, y al final la tragedia humana se va a seguir repitiendo; hoy decenas de familias sufren, lloran a sus muertos, cuyo sueño era encontrar un lugar mejor para ellos y su familia en general; solamente eran personas como usted y yo, con derecho a soñar, con deseos de que todo mejorara en sus vidas; no será más; están muertos…

Y esto seguirá pasando.

Hoy la prensa sensacionalista se desgarra las vestiduras y clama justicia, pero sobre todo ajusticiamiento contra el gobierno en turno; el dolor humano es buen negocio para los medradores.

Y sin embargo, estas tragedias van a pasar mañana, y pasado mañana también; la condición humana no se distingue precisamente por ser dominada por la solidaridad; eso no va a ser.

Lo lamento, pero el ser humano en no pocas ocasiones reprueba como ser social solidario; muy cómodo cuando le conviene…

Es lamentable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *