jue. Jun 20th, 2024

LA ECONOMÍA Y USTED…   

Eliseo Castillo

                                                       

                                                                          A TU RECUERDO

                                                              “No has de ser bruma o cortina al olvido,

                                                              no serás página vieja de un aburrido libro,

                                                              amor, que te repites al deseado infinito,

                                                              serás desgastada a cada paso,

                                                              serás cada instante sin duda, amada, acaso,

                                                              imagen que guardo y atrapo,

                                                              la mejor presa de estos mis brazos”…

                                                                                      elíseo.

Este pasado miércoles 5 de abril de 2023, la prensa nacional se despertó con la noticia, en algunos casos a ocho columnas (como es el caso del diario La Jornada) sobre la información acerca de que un día antes, el martes 4, se había firmado el convenio de compra-venta de 13 plantas de generación de luz a la empresa internacional (trasnacional) de origen español, Iberdrola, como una forma de recuperar en parte el mercado que se había entregado a manos e intereses de empresas privadas.

Desde luego, dependiendo de la postura ideológica de cada diario, así fue su reacción; desde posturas extremas calificando de acciones con tistes estatistas comunistas, hasta las más sensatas, como el ver la acción como una forma de recuperación de parte de un mercado catalogado como estratégico para la estabilidad, tanto del servicio, como de la economía nacional.

Dada la diversidad ideológica nacional, los comentarios y calificativos se han multiplicado en los dos extremos; efectivamente ha sido una acción importante; dentro de las reglas del mercado, sin tener que usar decretos expropiatorios que pudieran calificarla como un acto unilateral; por el contrario, fue un acuerdo entre los gerentes de una empresa que cotiza en bolsa, y un gobierno interesado en mejorar su postura como proveedor de energía para el consumo industrial y doméstico. 

EL IMPACTO REAL…

Sin duda es una compra importante en favor del control del mercado de la energía (en este caso de le llamada “energía limpia”, gran mentira, no existe energía limpia, pero así se cataloga) que se distribuye y comercializa a nivel nacional; con esto la CFE (Comisión Federal de Electricidad) mejora su postura en el mercado, y se vuelve a posicionar como empresa dominante, con poder monopólico, toda vez que, según el cálculo general, pasará a controlar más menos un 55% del servicio en el país. Antes de la compra, la misma empresa controlaba más menos el 39%; por lo que el salto de poder sin duda es notable.

Con esto se espera no depender de la generación de energía de empresas privadas; por el contrario, que estas regresen a su papel de generadoras complementarias, pero con la etiqueta de no estratégicas; no se les prohíbe hacer negocios; en ideas más o menos afines a las de la presidencia de la república; lo que se busca es que estas no sean las fijadoras de los precios nacionales de energía; que sea la CFE la que lo haga, regresando al lema tradicional registrado originalmente en la constitución (que desde Carlos Salinas 1988-94, se fue quitando poco a poco de la misma, con la idea de privatizar los bienes que se protegían en el artículo 27 constitucional fundamentalmente) de que la energía forma parte de los “recursos estratégicos de la nación”.

De alguna manera, esa es la sustancia efectiva del acto de compra-venta; su impacto comercial aun lo desconocemos, sólo el tiempo lo va a decir.

LA GUERRA DE LAS DECLARACIONES IDEOLÓGICAS…

Como se ha vuelto costumbre, la oposición que hasta hace un año hablaba maravillas de la empresa española Iberdrola, y la generación de supuestas “energías limpias”, que en la práctica no son limpias; han decidido que ni era cierto lo que decían hasta hace unos días; que en realidad lo que ha comprado el gobierno son un montón de fierros viejos, que nada aportan al mercado de la energía eléctrica… ¡que para nada es un buen negocio…! 

¿Recuerda usted la mala propaganda que hicieron ante la compra de otros “fierros viejos” en la refinería de Texas? esa que en poco tiempo se pagó a sí misma, generó gasolinas y diésel para México, y ahora ya ofrece ganancias…?

En palabras del presidente AMLO, la idea no ha sido hacer buenos o malos negocios; los gobiernos deben cuidar por encima de las ganancias empresariales, los mejores servicios posibles; claro, tampoco se tiene la idea de jugar a perder a ojos cerrados; en primer lugar debe asegurarse el servicio (el agua, la luz, la energía en general no deben privatizarse mientras sea posible, mientras no se tengan gobiernos formados en las universidades norteamericanas donde les enseñan que el mejor negocio es vender más de lo que el mercado acepte; la tierra, el agua, la casa, hasta la familia si se puede vender).

El problema es que desde Salinas, hemos tenido presidentes formados por estas universidades, o empleados de ellos, como Fox gerente de Coca cola, y Calderón enemigo declarado del cardenismo y todo lo que se parezca a ideas democráticas nacionalistas; recordemos que su herencia “cristera” es total; su padre fue combatiente en favor de la iglesia católica contra el gobierno en la “cristeada” (1926-29), y formador del PAN en 1939, con la única misión de atacar al gobierno del presidente Lázaro Cárdenas; tal es el origen del PAN. 

Por lo que no es raro, que, durante estos gobiernos, las empresas estratégicas de la nación fueran llegando a manos de empresarios privados; donde se buscó de manera abierta la ganancia al costo que fuera; al parecer, mediando suculentas ganancias para las primeras líneas de los gobernantes y sus amigos.

Cuando se afirma que Iberdrola es muy buena empresa generadora de energías limpias; no es que se informara la verdad en general; pero de alguna manera, los opositores al gobierno se ufanaban de presumir que los privados lo hacen mejor…; unos días después, se anuncia que el gobierno, no la CFE, el gobierno, por medio de Hacienda, sin generar más deuda; usando unos 6 000 millones de dólares de caja; es decir, que se dispone de los recursos para pagar la compra; por lo que funcionará de manera “solidaria” con la CFE.

Así de simple.

Para que tanto grito y mentadas de madre gratis, si ya tenemos la canasta llena de estas salerosas expresiones, cuando nos molesta otra persona; en este caso, en cuestiones ideológicas.

Solamente es una compra estratégica de un servicio crecientemente necesario; y no hay forma de evitarlo; entre más controle el Estado, menos riego habrá de caer en manos de empresas privadas…, como les pasa hoy en Europa, ahorcados en su economía familiar por el pago exagerado del servicio.

Si ellos metieron la pata y están arrepentidos… ¡México iba por el mismo camino hasta 2018)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *