vie. Mar 1st, 2024

Pbro. Doctor Alfonso Verduzco Pardo

Ahora que estamos en Semana Santa, quiero transcribir un poema de Amado Nervo que se encuentra en el libro ” El Estanque de los Lotos” y el poema se llama la Sed y dice así, lo diré de memoria:

“Inútil la fiebre que aviva tu paso.

No hay fuente que pueda saciar tu ansiedad,

Por mucho que bebas, el alma es un vaso

que sólo se llena con eternidad

!Qué mísero eres…! Basta un soplo frío

para helarte… cabes en un ataúd

y, en cambio, a tus vuelos es corto el vacío

y la luz muy tarda para tu inquietud.

¿Quién pudo encerrarte, misteriosa esencia,

entre las paredes de un vil cráneo, quién

es el carcelero que con la existencia

te cortó las alas ¿ Por qué tu conciencia

si es luz de una hora, busca el Sumo Bien?

Displicente marchas del orto al ocaso…

No hay fuente que pueda saciar tu ansiedad

por mucho que bebas, el alma es un vaso

que sólo se llena con eternidad

El ser humano ( hombre o mujer ) tiene deseos de ser feliz eternamente porque ese deseo que tenemos en nuestro corazón es un regalo de Dios y que sólo El puede llenar plenamente.

En nuestra propia vida nos perdemos buscando la felicidad en otras personas, en otros lugares y es en vano nuestra búsqueda hasta que caemos a la cuenta de nuestros errores y volvemos por el camino que el mismo Dios nos traza

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *