mié. Abr 17th, 2024

Tapachula, Chis. 31/marzo/2024.- La Caravana Viacrucis Migrante retomó su andar por la costa de Chiapas este Domingo de Resurrección luego de descansar durante la víspera en el municipio de Mapastepec a donde llegaron el viernes tras caminar durante cinco días unos 104 kilómetros desde su partida de Tapachula, en la frontera con Guatemala.

Unos mil 500 indocumentados de Centro, Sudamérica y El Caribe se enfilaron nuevamente por la carretera costera hacia el municipio de Pijijiapan, a unos 45 kilómetros.

Sin embargo, no concretaron el largo tramo pero avanzaron unos 20 kilómetros y decidieron detenerse en la comunidad de Hermenegildo Galeana para continuar el lunes a primera hora.

“Estamos descansando en un pueblo que se llama Galeana, seguimos en la caravana la mayoría (de migrantes). Hasta mañana seguimos (a Pijijiapan)”, dijo vía telefónica una migrante hondureña.

El activista Luis García Villagrán, del Centro de Dignificación Humana AC, informó que funcionarios del Gobierno de Oaxaca se comunicaron con él para aceptar la petición de otorgar ayuda humanitaria a la caravana durante su paso por ese territorio.

La organización que representa pidió el jueves a la Comisión Nacional de Derechos Humanos que emita medidas cautelares para que instruya a los municipios de Chiapas, Oaxaca y Puebla, por donde pretende pasar el contingente a que les brinde atención.

García Villagrán no pudo acompañar al movimiento en esta ocasión, como lo ha hecho con otras caravanas, debido a un proceso judicial en su contra por presunta extorsión a migrantes, cuyos señalamientos el activista ha considerado como un intento de represión y censura.

El Viacrucis Migrante salió de Tapachula, en la frontera con Guatemala, el pasado lunes 25. El objetivo es salir de la frontera sur donde no hay empleo y los trámites de regularización ante la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados y el Instituto Nacional de Migración pueden tardar medio año. Buscan llegar a la Ciudad de México y eventualmente a la frontera con Estados Unidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *