mié. Oct 4th, 2023

 LAS PEQUEÑAS COSAS…       

Eliseo Castillo

                                                           

                                                                                  DEL RECUERDO

                                                                    “De entre las cosas que se guardan con esmero,

                                                                    de equipaje que llevo, que alimenta, tu recuerdo,

                                                                    cada parte de tu esencia que me habita, coloniza,

                                                                    me reanima y alienta sin recato, aromas de vida,

                                                                    sentimiento amable, no hay lugar al desencanto,

                                                                    tu recuerdo me inunda, te estoy amando”…

                                                                                                     elíseo

Entre las relatorías con que se ha atacado al actual gobierno, está la idea de que todo triunfo que el partido del presidente obtenga, habrá que repetir sistemáticamente en los medios que se trató de un acuerdo con el narco; o que de plano el político triunfador es narco; lo importante es desacreditar todo éxito de AMLO.

Esta narrativa responde a la “teoría Goebbels”, repetida por Carlos Alazraki, que desde sus medios televisivos ha reiterado en toda ocasión… “de Morena hay que hablar mal, aunque se mentira”.

Es decir, lo que piense el electorado o quiera pensar, les tiene sin cuidado, lo que importa es que deben creer lo que ellos, la derecha, digan; su narrativa es así. Destilan rechazo y desprecio hacia los opositores.

Cuando el discurso de que solo los narcos pueden ganar, otra hipótesis al vuelo, dejó de darles el resultado esperado, decidieron aferrarse manejar en todos los medios la idea de que… “el gobierno está haciendo tres obras inútiles con tus impuestos…”.

Obviamente que se difundió en todos los medios como el nuevo “mantra” de la derecha, acompañada de los medios de comunicación…; tres obras inútiles, con los impuestos de los trabajadores.

Por cierto, no son tres obras, son más; se compró una refinería en Texas con dinero de los mexicanos; se está terminando de rehabilitar, las seis refinerías instaladas en el país; y la séptima, Dos Bocas, en este momento ya está en prueba antes de iniciar la refinación de petróleo para obtener energéticos diversos: gasolina, turbosina, diésel, entre otros. 

El tren Maya se concluye con los planes apuntando a este diciembre; el Aeropuerto Felipe Ángeles esta en funcionamiento; el “Transitsmico” será puesto en funcionamiento este mismo año.

Como puede ver, no son tres obras “inútiles”, son más.

Las elecciones desde 2023 han dejado claro lo que piensa la mayoría de los mexicanos al respecto; y las elecciones de este domingo 4 de junio lo ratificaron.

El PIB y las “obras inútiles”… por las que pagamos impuestos…

Todo mundo sabe donde están esas obras inútiles…: le refinería que se presupuestó y no se construyó (sólo una barda) en Hidalgo, por ejemplo; la Estela de Luz, para la que se presupuestaron unos 400 millones de pesos, y se pagaron más de mil millones…; por cierto, aun se sigue analizando para que puede servir esa “cosa” llamada Estela de Luz (se le ha bautizado como Estela de pus).

Cuando una obra impacta en la economía regional o nacional, se nota en el PIB, de manera positiva o negativa, según sea el caso. La NO refinería presupuestada en Hidalgo por Calderón, generó gasto, pero no ingreso; la Estela de Luz, generó gasto, pero no ingreso; en ambos casos no se pueden usar estas obras financieramente: una barda y una pared… ¿en que se pueden usar…?

En el caso de as obras actuales, usando la información que nos ofrece David Márquez Ayala, en su …www.VECTORECONOMICO.COM.MX  y usando la información de las cifras preliminares del Inegi, encontramos que el PIB, en el primer trimestre de 2023 manifiesta un crecimiento de un 3.73, en relación al mismo trimestre, pero del año anterior (2022).

En términos cristianos significa que la economía se ha movido favorablemente en este periodo; que se ha creado riqueza en relación a la que se tenía en el periodo anterior.

Esta tasa de crecimiento no se tenía desde 2012; sin embargo, no hay que ser ni “aguafiestas, ni paleros del gobierno”; se requiere ser analista de una realidad, de tal forma que los datos tengan sentido social. 

Si bien se está creciendo, no hay duda que una de las causas es la creación de estas llamadas por la derecha y muchos mexicanos penosamente mal informados “obras inútiles”, que han funcionado como atrayentes de capital extranjero que sabe donde hay ganancia, y no le piensa mucho; recordemos siempre que el capital viaja donde tiene mejores ganancias, nunca al contrario…; mas y mejores ganancias…, pues ahí están.

Eso es lo que ha pasado, los inversionistas se han concentrado en la región; su ingreso al país ha fortalecido el peso mexicano; esa es la razón de por qué, en lugar de estar en 25 pesos por dólar (hasta 30 pesos decían los analfabetas, doctores en economía de la derecha), esta en menos de 18 pesos por dólar.

Esto no es fortuito, el PIB se ha fortalecido, la inversión ha fluido a las regiones en que se construyen las grandes obras, el peso adquiere fuerza como moneda confiable de momento…; mañana puede ser diferente, y devaluarse; eso está siempre en juego…cada día; así son los especuladores.

Se crece, pero…

Esa es la crítica que se hace en este espacio, como economista político, me queda claro que, si la riqueza no genera beneficios más sociales, ya podemos crecer en el PIB al 10% como lo hizo China hace 20 años; y será inútil si solamente se generara más multimillonarios, para qué ¡maldita la cosa! que importa tener más millonarios, si se tienen más pobres…

Si una riqueza no se reparte más socialmente no sirve de mucho; es ofensiva, agrede, y cualquiera que se sienta orgulloso de tener muchos multimillonarios con muchos millones de pobres; es una persona digna de la ignominia y el desprecio social.

Si se crece en el PIB y no se mejora socialmente no sirve de mucho; eso es claro.

Las obras que se generan han creado riqueza, se espera que se genera mucha más; la ignorancia verbal genera vergüenza a las universidades y sus profesores que mal enseñan, o penosamente engañan (por incultos profesores; o de plano mala leche). Pero toda riqueza mal repartida, deja de tener sentido.

Nunca aplaudamos tener a los más ricos del mundo; avergoncémonos de saber que lo han logrado por encima de los trabajadores, sus salarios, y sus malos servicios.

No es tema de rencores sociales; si de justicia y convivencia social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *