mar. Nov 29th, 2022

LAS PEQUEÑAS COSAS… 

Eliseo Castillo

                                                                      PABLO: CONGRUENCIA

                                                          “Cuando muere, quien sea que muera,

                                                          sus ideas, en el vacío se avientan,

                                                          viajan, el viento los alienta,

                                                           las ideas, las suyas, con el mueren;

                                                          cuando de amor se tiene y vive,

                                                          las ideas que lo alimentan se aferran,

                                                          las ideas normalmente mueren,

                                                          en alguna parte, el amor se renueva.

                                                         En alguien más, el amor se reinicia,

                                                         en algún lugar, alguien te espera;

                                                         Querido Pablo, tus ideas…, coherencia”…

                                                                                elíseo

Cuando la desinformación, la guerra sucia desde el púlpito (iglesia y sermones de ignorancia muy bien dirigida a lastimar) y los intereses tanto de partidos políticos, como de grupos empresariales, se juntan, resulta complicado explica con frialdad el contexto en que se mueve una economía y su sociedad; nada nuevo tenemos a la vista; los datos fríos desnudan el nivel de desinformación e ignorancia lo reflejan, al menos desde 1988…; para eso sirve la historia …, sobre todo para los que quieren salir del oscurantismo en que les meten en ocasiones las instituciones antes señaladas: Iglesia, partidos políticos y grupos empresariales…

Sermón de los mal preparados sacerdotes (no se distinguen por ser intelectuales actualmente…) : “La izquierda es un peligro para México; te van a quitar tu casa, tu parcela, tu trabajo, y el peso se va a devaluar…”

Los partidos políticos y grupos empresariales pregonando en los medios de comunicación que si gana la izquierda, el país se va a endeudar como nunca, el peso devaluado, la inversión extranjera huyendo del país…; todo mal.

Desde 1988 se plantea el peor de los mundos posibles, y, para evitar llegar a ese escenario, se las han arreglado para llegar al extremo de cometer los peores fraudes electorales que registra la historia: 1988, apagando las computadoras y recontando los votos según sus necesidades (confesión de Luis H. Álvarez líder del PAN). 

2006 con el vicepresidente de noticieros de televisa Bernardo Gómez diciéndole al candidato de izquierda AMLO…, “tu ganaste…, pero no te van a dejar llegar…; ¡defiéndete!

2012, con fraude demostrado y ampliamente difundido en los noticiarios de alcance nacional; los monederos del banco Monex y las tiendas Soriana quedaron totalmente al descubierto.

2018, ante el reclamo de empresarios y medios de comunicación contra Peña Nieto, por permitir el triunfo de AMLO, su respuesta fue simple… “no pude intervenir; la votación era inmensamente alta a favor de este”.

Al final queda un triste sabor de boca de lo que somos como sociedad; hasta más o menos 1970, amén del control que ejercía el PRI sobre la sociedad; se tenía figuras serias y confiables para las clases medias bajas, y clases bajas; las tres principales eran: la familia, la iglesia, y el profesor de pueblo.

Por desgracia, las tres figuras básicas están en crisis; alguna por que se ha prostituido en su actitud mercenaria, otra por que  su alcance se ha limitado, con los nuevos patrones culturales reclaman que los miembros de la familia deben tener más acceso a la toma de decisiones.

Este es un coctel penoso, que nos lleva a generar una sociedad mal informada, o de plano casi ignorante, y, sobre todo, altamente manipulable por los intereses de las instituciones, y sus medios de manipulación y desinformación…

Para evitar que los ciudadanos elijan libremente en una elección, le demostramos lo ingenuo y tonto que es asustándole por medio de intermediarios como un “poco preparado sacerdote (lo sé de cierto, por que les impartí varios cursos y nunca demostraron ser más allá de meros estudiantes medianos…, no más); como los comunicadores que en ocasiones viven con lujos gracias a manejar la información que se le “sugiere”; con los empresarios que desean asumirse como parte de la política nacional.

Quizá no es que la iglesia, algunos empresarios, los partidos políticos y los medios de comunicación odien a AMLO como persona; quizá lo que les molesta es aceptar lo que este representa; a esos millones de personas que antes no sólo no tenían voz, sino que han sido figuras no deseadas; ya lo dijo Gabriel Cuadri, uno de los que más rencor manifiesta contra el actual gobierno popular en las clases bajas ; quien propone que para salir adelante con la economía nacional habría que separarnos de Oaxaca y Chiapas por su pobreza…; parece que le dan roña los pobres cuando no puede obtener un beneficio de ellos.

Cuando el rencor se adueña de quienes deben guiar a un país; pasa lo que sucede hoy en México; regresa la fuerza bruta, clasista y desinformada, y la inteligencia duerme, pero, sobre todo, el respeto a los demás se convierte en una acción casi prohibida.

Que pena, cuando no alcanza para respetarnos, no alcanza para nada lo que digamos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *